CARA

domenicogelermo120100032_b.jpg

 

RITIDOPLASTIA

Con el paso de los años se presentan cambios en los tejidos blandos de la cara, los cuales son responsables de los signos de envejecimiento que inevitablemente aparecen en todas las personas como el descenso de las mejillas y la profundidad de los temas que se extienden desde La Nariz hasta las comisuras de la boca. Característicamente estos signos aparecen como consecuencia de la hiperlaxitud de la piel, la pérdida de volumen de los tejidos y el descenso de la grasa. 

Si usted se encuentra con los signos de envejecimiento de su cara, el rejuvenecimiento facial puede ser una opción para usted. 

Objetivo del procedimiento

La ritidoplastia o el rejuvenecimiento facial es el procedimiento quirúrgico que busca mejorar los signos visibles en la cara y el cuello, corrigiendo el exceso de piel y el descenso de las mejillas, atenuando los surcos prominentes que se encuentran en la región periorbitaria y nasolabial y Reposicionando todas las Las estructuras de la cara en una posición anatómica, dando un aspecto renovado, juvenil y más agradable. 

Técnica quirúrgica

El procedimiento se realiza bajo anestesia general a través de las incisiones en la patilla y alrededor de la oreja siguiendo la línea de implantación del cuero cabelludo. A continuación se realiza un reposicionamiento y fijación de los músculos faciales y del cuello y se reseca el exceso de piel. Al finalizar el procedimiento se afrontan las heridas con las suturas finas, las cicatrices ocultas sobre los pliegues naturales de cada persona.

Recuperación

El tiempo promedio de incapacidad es de 10 días. Posteriormente se realizarán los procedimientos para prevenir la aparición de hematomas. Los pacientes pueden presentar equimosis (morados) y edema (hinchazón) en el cuello y en la cara, los que mejoran progresivamente. La recuperación de la ritidoplastia puede demorar hasta 6 meses mientras desaparecen por completo la inflamación, así como las incisiones de la misma parte de un desvanecer quedando casi imperceptibles.


LIPOINYECCIÓN FACIAL:

Con el paso de los años, el tiempo, el rostro, el rostro, las estructuras, el cuerpo, el tejido celular subcutáneo, lo que genera cambios en la posición de la grasa, además de una disminución en su volumen. Estos cambios en el tejido físico Las relaciones anatómicas y juveniles.

Objetivo del procedimiento

La lipoinyección facial es el procedimiento quirúrgico que busca aplicar las células de una persona, en los lugares donde el volumen y los contornos se han perdido. La infiltración de la grasa se realiza en las mejillas, los pómulos, los surcos nasolabiales, los labios y las ocasiones en la parte lateral de la frente.

Técnica quirúrgica

A través de pequeñas incisiones se realiza la extracción de la grasa mediante jeringas acopladas a cánulas de liposucción. La grasa se extrae del mismo paciente y generalmente se toma de la región abdominal o de la cara interna de los músicos. Posteriormente se realiza un tratamiento de las células para aumentar su supervivencia mediante centrifugación o decantación. Finalmente, la inyección de la grasa utiliza las pequeñas cantidades que se utilizan para cada paciente. 

Recuperación

La lipoinyección facial es un procedimiento ambulatorio que tiene una incapacidad aproximada de 5 días. Inicialmente se presenta una inflamación en la zona lipoinyectada que desaparecerá en el cabo de una semana.